image16:24: Son las 06.00 AM de cualquier lunes de 2009. Pienso, sentado en mi escritorio, cual sería el mejor título para poner en el email que estoy a punto de enviar a mi pequeña lista de 2700 prospectos que habían estado interesados en recibir información mía sobre un negocio que hacía en aquel momento. Sigo pensando, se hacen las 06.17 AM. Pienso en que después de enviar ese email el tráfico del blog va a subir por un par de horas. Miro mi tacita de té. Dudo sobre si el título es el correcto.

En ese momento no se usaban emojis en los mensajes. Es mas no existían en el formato que los reconocemos hoy. Usábamos los signos del teclado como forma de expresar emociones =) Finalmente decido un título, ya son las 06.23 AM.

Envío el email. Miro las estadísticas de apertura durante las horas siguientes. Hay un buen ratio de aperturas, casi del 60%. Eso es mucho, pienso. El tráfico, efectivamente aumenta, las interacciones con el contenido también. Eso era lo mejor de las listas de emails.

Si la gente te reconocía por el contenido abría tus mensajes. Hoy en 2019, las cosas han cambiado. No se trata de dejar de usar email marketing, se trata de aumentar la efectividad de las acciones de marketing.

No digo que las listas de correo hayan perdido importancia, pues para muchos sitios sigue siendo importante tener un contacto frecuente solamente por medio de las listas que han construido en campañas relámpago de prospección. El email marketing está pasando a un segundo plano y está siendo reemplazado por las redes sociales y el WhatsApp La gente recibe muchos correos y el tiempo del que disponen para revisarlos es cada vez es menor. Además, hay mucho spam. Además, las redes sociales compiten por acaparar el tiempo que permanecemos con nuestro teléfono en la mano.

Esas golosas formas del vicio que se alimentan de nuestras alegrías, de nuestros miedos, de nuestro tiempo y de nuestra atencionalidad se llaman redes sociales. Pasamos varias horas allí pegados a pantallas que nos devuelven poco de lo que invertimos en ellas como usuarios, pero como marketers sabemos que ahí hay un potencial inmenso. Y dentro de ese espectro de golosos también está el WhatsApp. Probablemente la aplicación que más usemos junto con Facebook . Como marketers ya no podemos obviar el hecho de que, si no usamos estrategias que nos permitan aumentar nuestras ratios de aperturas de mensajes, aumentar las interacciones, aumentar el engagement y conseguir mejores resultados, no vamos a durar mucho frente a otros que si lo están haciendo.

El WhatsApp marketing es hoy la mejor herramienta que alguien puede usar para aumentar sus interacciones más allá del tipo de negocio que este realizando, ya sean negocios tradicionales, tiendas de ropa, peluquerías, tiendas de electrodomésticos, locales de venta de automóviles y motocicletas, o también negocios de servicios y negocios online. Nuestros clientes están esperándonos con las manos abiertas, literalmente. Somos nosotros los que tenemos que ser capaces de llegar con nuestras ofertas, productos y servicios hasta ellos. Por eso es muy importante capacitarnos en cuanto al uso integrado de las estrategias de mercadeo que incluyan email marketing, YouTube, Instagram , Facebook y WhatsApp marketing . Ya no se trata de optar por un solo canal, sino de verlos de manera integrada.

Un error común en muchos tipos de negocios que no pueden ver el propósito de su presencia en la web y no saben hacia donde ir o como fidelizar audiencias . ¿Estás viviendo un Amor Secreto? Le decía a Marcos, un amigo con el que siempre hablamos de temas diversos, que muchos marketers están viviendo su experiencia con las plataformas de comunicación una especie de “amor secreto”, al mejor estilo de ese tema de los Ángeles de Charly. A este amigo le gustan mucho ese tipo de canciones entonces le tuve que explicar de ese modo. Le expliqué que como en ese tema, muchos emprendedores están casados secretamente con un solo tipo de red social, con una sola estrategia, cuando en realidad sus clientes y prospectos están usando al menos dos canales más. Y como sucede en el tema ése, luego ellos mismos se lamentan de que las estrategias no le funcionan como esperan o peor, no saben porque no funcionan tan bien como si le funciona a la competencia, no entienden que están haciendo mal. El tema ese dice en una parte “…como fui a enamorarme de ti, haciendo tantas por ahí, haciendo tantas por ahí…”. Yo creo que a muchos emprendedores les pasa exactamente eso, en cuanto a estrategias de marketing y canales de comunicación.

Hay muchas más por ahí además de las que tu elijes. Y como a Marcos también le gusta el reguetón le puse el ejemplo de Anuel y su noviazgo con Karol G.

Ellos tienen un tema que se llama “Secreto”. Y su amor no tiene nada de secreto. Le decía que si vamos a usar una estrategia como el WhatsApp marketing tiene que tener la misma lógica de Anuel: secreto a voces. Todos lo usan.

Todos deben saber lo que tenemos. Así es el noviazgo de Anuel, al menos en esa canción y así deberían ser las estrategias “reveladas”, que en realidad son obvias para los que ya las usamos.

¿Dónde está el problema al usar estrategias enfocadas en la comunicación? Bueno, en varios puntos: – Primero, hay que tener algo que comunicar. Si no tienes un mensaje construido como una narrativa en cada post, en cada contenido que hagas y publiques en los diferentes medios sociales, estás frito. De lo que se trata es de que las personas puedan reconocerte y diferenciarte por algo que solo tu les puedes ofrecer y la mejor forma es construir una narrativa que te acerque a ese público, pero no con las estrategias clásicas y trilladas que cientos de miles de millones de marketers de tu mismo nicho usan. No hagas eso, aburre, satura y no aporta nada. – Segundo, hay que tener la capacidad suficiente como para integrar las plataformas. Una vez que lo primero está saldado hay que pensar de manera estratégica y por objetivos.

De crear audiencias, lento pero seguro, basadas en intereses. Si tu mensaje es claro y si tu audiencia empieza a reconocerte puedes empezar a usar estrategias para fidelizarlos con contenidos exclusivos en una y otra red. O incluso, pedirles su WhatsApp si ya están suscriptos a tu lista de correos, o pedirles que te sigan en Twitter si ya te siguen en Instagram, etc. Todo lo que hagas debe estar enfocado en no desperdiciar audiencias.

Si es necesario prioriza una o dos, pero luego expándete hacia donde están los clientes de tu nicho. – Luego hay que convertir y fidelizar Las redes sociales no son para vender, pero necesitamos vender. Sin conversiones no hay nada que podamos sostener en el tiempo. Para poder lograr esas conversiones que tu negocio necesitas debes poder fidelizar a tu audiencia sin saturarla de contenidos publicitarios o de ofertas. No.

De lo que se trata es de ayudarlos efectivamente y esa es siempre la mejor estrategia online. Conclusiones: Para poder lograr resultados en cuanto a estrategias debemos entender que el email marketing sigue siendo una herramienta importante de comunicación con los prospectos y clientes pero que el WhatsApp marketing es el equivalente a lo que eran esos altos ratios de apertura hace una década atrás, simplemente por que nuestras audiencias tienen un dispositivo y una app a la que consultan cada hora, todos los días. Adaptar e integrar una narrativa son las claves de los que quieren tener éxito con su presencia online. Y por favor, no me vengas con la excusa de que tu negocio no está creado para usar Facebook o WhatsApp, seamos serios. Todos los negocios necesitan usar el impulso de las audiencias virtuales. No eres la excepción a nada. Enfócate en crear mejores canales de comunicación y fidelización, pero no intentes tapar el sol con la mano.

Aunque te sientas toda una Madonna del marketing, siempre hay una primera vez para todo….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Name *